martes, 20 de diciembre de 2011

Peter Pan y los Niños Perdidos




¿Quién no conoce el cuento de Peter Pan? Es difícil creer que alguien no conozca este cuento, ya que Walt Disney, y después otras productoras, se han encargado de dar a conocerlo, bien en dibujos animados, bien con actores reales.
Todos conocemos quien es Peter Pan, ese eterno niño que no quiere ser adulto, que vive en el país de Nunca Jamás, que tiene por seguidores a los niños perdidos, los cuales se encarga de sacarlos de la tierra y llevarlos a Nunca Jamás, y lucha contra los piratas y tiene por aliado a los Indios,…
Y aunque parezca mentira, en la realidad cotidiana tenemos demasiados Peter Pan y Niños perdidos en nuestro alrededor. Muchos más de los que podemos llegar a imaginar. 

Pero en la realidad cotidiana ¿Quién es o quiere ser Peter Pan? Aunque parezca mentira, existen demasiados adultos, mayores de 20 años, que no desean crecer. Bien porque los padres le suministran todo lo necesario para vivir, bien porque no desean responsabilidades de ningún tipo. Estos últimos son los famosos Peter Pan reales de la vida cotidiana.
Los Peter Pan actuales son gente que desean ser “lideres de manada”, pero sin responsabilidades de ningún tipo, que consideran siempre la vida como un juego y que ante cualquier problema real, se esconden y desaparecen hasta mejor momento o bien dependen de los padres o que el resto de la “manada” le solucione el problema. Estos son los que exigen que sus Niños Perdidos sean y actúen de una manera determinada, al igual que Peter Pan hace con los suyos, marcándoles una férrea disciplina sobre la obediencia al “líder de la manada”.
A los Peter pan les encanta salir de Nunca Jamás, destacar, ser conocidos, captar a nuevos Niños perdidos, buscar en nuevas direcciones en las que otra gente de la vida real piensen que es un líder nato de manada…

Los Niños Perdidos, esos gran desconocidos que todos vemos pero nunca recordamos sus nombres (anodinos a nuestros ojos), son reclutados por Peter Pan por encontrarse perdidos, sin líder al que seguir, sin un rumbo real que tomar en su vida, los que cuando se le cruza el típico charlatán de feria lo consideran un gran líder de manada,… en definitiva, aquellos cuyo carácter no suele resaltar por encima de otras personas y que siempre son fácilmente influenciables. Peter Pan “esconde” a los Niños Perdidos para que los adultos, sus padres reales, no los encuentren y es por ello que los lleva al país de Nunca Jamás, para que no puedan ver que existen otras opciones de vida. Y les da como casa el “Árbol del Ahorcado”, connotación clara a lo que les pasará si no obedecen la férrea disciplina, un recordatorio diario para todo el que no haga lo que dice Peter Pan .
Estos Niños Perdidos siempre son aceptados por Peter Pan, son la mano de obra para que Peter Pan sea conocido, para que hablen a otros para poder destacar y ser conocido, hablan con los Indios y los Piratas y estos les dicen que Peter Pan esto y Peter Pan aquello, que Peter Pan les salvará de esto o de aquello, que Peter Pan esto y Peter Pan aquello, que Peter Pan… Hasta que dejan de obedecer, hasta que tienen su propia personalidad, hasta que empiezan a pensar por sí mismos y para sí mismos.

Pero también debemos hablar de los Indios de esta historia. Los indios son la tribu que habita en el País de Nunca Jamás, incluso antes de que llegasen Peter Pan y los Piratas. Son los originarios, los neutrales los que no están ni a favor ni en contra de alguien, los personajes que les gusta vivir. Todos son adultos, nadie es más pequeño que Peter Pan y estos son aceptados por Peter Pan porque no están en lucha con ellos y les dejan hacer lo que quieren.

¿Y los Piratas? Todos son adultos que sólo buscan su interés personal, los que buscan un tesoro en Nunca Jamás, los que no desean ser mandados por Peter Pan…

Pero realmente ¿nos hemos planteado alguna vez que pasa cuando los Niños Perdidos “crecen”? ¿Nos hemos planteado como es que sólo pueden llegar volando desde la tierra y aparecen más Indios y más Piratas? Cuando los Niños Perdidos dejan de obedecer a Peter Pan, cundo empiezan a tener su propia personalidad, dejan de ser Niños Perdidos y, dependiendo si empiezan a pensar por sí mismos o en sí mismos, pasan a ser Indios o Piratas. En definitiva, son expulsados de la “manada” por Peter Pan y el resto de Niños Perdidos, como si de una enfermedad contagiosa se tratasen, bien cambiando de campamento, bien dejando que los Indios o los Piratas los capturen.
Hay “Lideres de Manada”, gente responsable, seria y profesional, que se dedican a pensar en y para la manada. Y existen Peter Pan, que todo es un juego, no quieren responsabilidad de nada, la manada es para poder aprovecharse de ella y conseguir destacar gracias a ella.

¿Cuántos Líderes de manada conocéis y cuantos Peter Pan? Yo conozco pocos líderes de manada y demasiado Peter Pan.
Saludos.
Papá Vader.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...